Blogia
2buenasrazones

ETIOPÍA Y EL HAMBRE.

EN ETIOPÍA SE SIGUEN MURIENDO DE HAMBRE.

 

En octubre de 1994 el mundo conoció las aterradoras imágenes de niños muriendo de hambre en Etiopía. Entonces, el país africano atravesaba la peor sequía de todos los tiempos. La ayuda internacional no tardó en llegar, pero fue insuficiente. Más de un millón de personas fallecieron.

Hoy, justo 25 años después, el fantasma del hambre vuelve a aparecer en Etiopía. La sequía y la falta de las mínimas condiciones higiénicas y de alimentos están sumiendo al país de nuevo en la tragedia. Lo más grave es que la situación ahora amenaza entre 4 y 6 millones de personas.

Según dijo el secretario de Estado de Agricultura y Desarrollo Rural del gobierno de Adis Abeba, Mitiku Kassa, se necesitan 160.000 toneladas de ayuda de emergencia, por valor de más de US$120 millones, para cubrir las necesidades de estas personas en el último trimestre de 2009. El gobierno etiope también solicitó once toneladas de alimentos especiales para niños y mujeres desnutridos, por un valor de cerca de US$9 millones, y US$45 millones adicionales de ayuda no alimentaria.

Las circunstancias de la actual hambruna son similares a las de 1984, aunque según las autoridades es una de las peores del sur de África, en donde 14 millones de personas necesitan también ayuda alimentaria debido a la sequía. Además de Etiopía, los países que atraviesan la peor situación son: Kenia, Somalia, Tanzania, Uganda, Yibuti, y Eritrea. Los organismos humanitarios de la ONU informaron en Nairobi que las inclemencias del clima, provocadas por el fenómeno de El Niño, hacen el panorama más complicado todavía.

“Más de 23 millones de personas dedicadas a la agricultura y la ganadería, así como desplazados internos y refugiados, estarán expuestos al impacto del agua en la región, que puede generar inundaciones, traer enfermedades y causar conflictos”, señaló el portavoz de la Agencia de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) , John Holmes.

El Grupo Africano de Expertos de Alto Nivel sobre el Cambio Climático pidió en Addis Abeba a los países desarrollados que reduzcan las causas que provocan este fenómeno de El Niño y que según ellos, es uno de los fenómenos generadores de la sequía que afecta al continente africano.

Adicionalmente, organizaciones humanitarias pidieron un cambio en la forma de ofrecer ayuda, pues la tradicional que consiste en enviar comida a los países necesitados no están salvando vidas. “Son soluciones pasajeras”, aseguró la Oxfam.

 

        Muerte de niños por hambre

 

 

1 comentario

anonimo -

y pensar que hay gente que prácticamente bota la comida porque no le gusta,mejor hay que agradecer por un plato de comida